MT-10 Yamaha. Redefiniendo las reglas

Descubre todo lo que necesitas saber sobre las nuevas actualizaciones de la MT-10 Yamaha en el artículo de hoy. ¿Te lo vas a perder?

El modelo base, Tourer Edition y el SP ahora cuentan con un cambio rápido instalado de serie, permitiendo cambios sin embragar, así como un motor revisado que ofrece características más suaves de acelerador a través de la ya potente gama de revoluciones.

Además, las adiciones de más renombre en el modelo de SP comienzan con la actualización de la suspensión de carreras electrónica Ohlins, un panel de instrumentos TFT a todo color de estilo R1-M (‘Thin Film Transistor’) y una nueva pintura especial conocida como Blue Silver Carbon.

MT-10 Yamaha

MT-10 Yamaha

El sistema Ohlins utiliza una Unidad de Control de Suspensión (UCS) que analiza los datos de una serie de sensores que permiten que la suspensión reaccione a las condiciones de conducción, lo que la empresa afirma que ofrece una configuración óptima en todo momento. Aún así, todavía hay cinco ajustes; Tres automáticos y dos manuales, que pueden ser ajustados desde el control situado en el mismo manillar y forman parte de los tres modos de conducción preestablecidos. Es un kit inteligente y complejo que avanza las prestaciones más allá de las necesidades de cualquier piloto de carreteras «regular». Este es un sistema que eleva a otro nivel el modelo MT-10 de Yamaha, una moto que desde su nacimiento ya era jugaba en la alta gama .

Es sin duda una adición de primera calidad y dispone de una estética inigualable caracterizada por ese oro icónico sinónimo de Ohlins. El modelo Yamaha MT-10 de 2016 sufrió una modificación trasera más suave que algunos de sus rivales más deportivos, no obstante esta estrella, la MT-10 Yamaha, ha alcanzado otra escala de prestigio con la introducción del sistema Ohlins. De los dos modos pre-configurados, A1 es el más deportivo y  endurece notablemente la moto en las superficies más lisas y rápidas. La velocidad y la estabilidad mejoran, mientras que la misma experiencia en la MT-10 2016 sería un poco diferente, especialmente en la parte posterior debido a la compresión más suave.

La pantalla TFT de estilo R1M es la protagonista de la MT-10 Yamaha, ya que es compacta y fácil de leer gracias a una excelente definición. Es una actualización muy lujosa comparándola con el modelo 2016 y se ve cómodamente desde cualquier posición, no obstante se requiere que de un poco de tiempo para conocer todas sus funciones.

Diseño, confort y rendimiento

MT-10 Yamaha

MT-10 Yamaha

Dentro de la gama de tres modelos MT-10 (estándar, edición de Tourer y SP), destacamos el nuevo color exclusivo de la SP, el Blue Silver Carbon, que parece bastante llamativo de lejos, pero de cerca el detalle es pulcro con un efecto chispa bajo luz. Si agregamos eso a los bordes azules, las horquillas del oro y el basculante de aluminio pulido, en nuestra opinión, encontramos esta versión una pieza digna de admirar.

Un toque especialmente pulcro en el diseño es la manera en que Yamaha ha ocultado la caja de colectores bajo el motor. En este caso, la casa japonesa ha sido muy minuciosa y la ha cubierto cuidadosamente.

La hyper-naked se maneja maravillosamente gracias a los grandes manillares que permiten tumbar cómodamente la moto en las curvas haciendo pleno uso de ese chasis dinámico. Es rápida de tumbar, teniendo en cuenta que hablamos de una hyper-naked de 210kg. La MT-10 Yamaha, está bien equilibrada gracias al sistema Ohlins de alto rendimiento y al hecho de que el bastidor de la MT-10 sigue siendo el 60% igual que la Yamaha YZF-R1.

La suspensión semi-activa le da más alcance, haciendo de la MT una moto Yamaha más fácil de personalizar y configurar independientemente de las carreteras que explores. Los colores y el estilo también se ganan un pulgar hacia arriba. La MT-10 Yamaha es una excelente moto, y ahora Yamaha ha avanzado en el juego, mejorando si cabe la dominante MT-10.

Post a comment